RenoFest: el backstage

IMG-20160402-WA0013
Prueba de sonido

Como novata en esto de la música nunca había vivido todo lo que hay detrás de un concierto. Como seguidora mainstream había escuchado mucho capricho de diva y mucho llenar estadios, pero no me había parado a pensar en todos aquellos grupos que quedan fuera de esa “constelación”.

El pasado fin de semana, con el RenoFest, pude ver (y vivir) todo el esfuerzo que supone un concierto. Y pude constatar que sólo es posible si sientes que de verdad te gusta, porque fue un palizón, pero valió la pena.

Sevilla está a algo más de una hora de donde vivimos en Cádiz, así que el plan era volver tras el concierto. Cuando nos llegaron los horarios vimos que eramos los primeros en la prueba de sonido y los últimos en tocar…

Prueba de sonido a las 17:00. Concierto a las 02:45. Oh oh.

Primera preocupación: ¿voy a estar despierta?

Sí sí, ríete, pero si has superado ya cierta edad y trabajas, sabes de lo que hablo. Entre semana me levanto a las 06:00, lo que hace que a las 23:00 esté ya abriendo la boca como el león de la Metro Goldwyn Mayer. Para rematar la jugada, mi cuerpo últimamente ha decidido que las 07:00 es muy buena hora para levantarse los sábados. La solución, viviendo en España, es clara y tradicional: siesta. Pero aquí es donde empiezas a hacer cuentas. Hay que llegar a Sevilla antes de las cinco, “¿a qué hora salimos de aquí?” “a las 15:30” y mi solución se viene abajo.

Esa mañana fuerzo la maquinaria y estoy en la cama hasta las 11:00…algo es algo.

Llegamos a Sevilla y montamos todo. Probamos uno a uno. Hay algunos problemas, así que tardamos un rato.

Segunda preocupación: ¿qué hacemos mientras?

Desde que terminásemos la prueba hasta las 22:00 que empezaba RenoFest, íbamos a tener unas cuantas horas ociosas…¿que haríamos?

Lo de “me retiro a mi camerino/hotel” no es una opción, obviamente.

Al final, entre nuestra prueba y la de Delbosque, en la que participó Ernie, batería de Detergente Líquido, salimos de la sala Events más tarde de las siete. Paseíto hasta la Alameda de Hércules, terracita, café (para aguantar)…y llegamos al anochecer casi sin darnos cuenta.

IMG_20160402_201012
Haciendo tiempo, en una terraza de la Alameda de Hércules

A mitad del café se nos unieron Delbosque, y después llegaron los integrantes de M.O.R. que faltaban por llegar a Sevilla.

Hora de cenar, pizzería baratuna: “Una mesa” “¿Cuántos sois?” “Dieciocho”.

Una hora más y 5,50€ menos más tarde, emprendimos el camino hacia la sala Events para disfrutar de RenoFest. El resto, ya lo habéis leído en Renofest, 2 de Abril de 2016, Sevilla.

Como broche final, añadir que llegué a mi casa a las 7 de la mañana, muerta de sueño y cansancio, ¡pero con una sonrisa de oreja a oreja!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s